sobre mi

QUIERO ACOMPAÑARTE EN ESTA NUEVA ETAPA DE TU VIDA

Si llegaste aquí, NO fue por casualidad. La vida cruza nuestros caminos porque estamos llamados a ayudarnos. Y este, debes saberlo, es el punto de partida de una aventura maravillosa que, si me lo permites, te permitirá transformar tu vida gracias a que reprogramarás tu mente.
Soy Pablo Vallarino, argentino y tengo más de 40 años. Me gusta que me llamen el jardinero de la mente de la gente, porque mi pasión es sembrar en el cerebro de otros la semilla de una vida de abundancia, prosperidad y felicidad consciente. Soy un facilitador de cambios positivos.

Mi drama es igual al de muchos otros

 

¿Por qué? Porque un día cualquiera, hace años, mi vida era un caos. Era un adolescente que creía que lo tenía todo y, de un momento a otro, sin previo aviso y sin anestesia, vio cómo el castillo de naipes que había levantado se derrumbó estrepitosamente. Entonces, ya no tenía nada.

Y las que creía eran certezas se convirtieron en dudas. Mi vida se llenó de preguntas, pero también de resentimientos, disputas con familiares, tropiezos y fracasos repetidos. Nada de lo que hacía daba los resultados que esperaba y cada día era algo dolorosamente insoportable.

Mi juventud, los mejores años de la vida, los desperdicié de manera infame. Hasta que, cuando ya casi perdía la esperanza, que era lo único que me quedaba, vi una luz al final del túnel. Pequeña y tenue, pero suficiente para demostrarme que tenía una nueva oportunidad, quizás la última.

Qué ironía: justo en el momento en que me había resignado a tirar la toalla, se abrió ante mí un universo ilimitado de posibilidades, de soluciones. Aunque no contaba con el apoyo de mi familia, la mano que me tendieron mis amigos más cercanos me salvó. Y pude volver a empezar.

No de cero, porque cargaba el bagaje de mis errores, que fueron muchos y muy graves. Sufrí traiciones, pasé por situaciones personales y laborales muy complejas y, lo peor, mi salud me pasó cuenta de cobro. Estuve internado un tiempo y no fue fácil superar ese trance.

Tuve que cuestionar mis orígenes, entender y aceptar que algunas de las personas de mi círculo familiar no me convenían, superar varios fracasos laborales y, lo más importante, darme a la tarea de reprogramar mi mente. Debí cambiar mis creencias y autogestionar mis emociones

Me reinvente

En esa angustiosa búsqueda por encontrar una salida, descubrí que tenía la capacidad de cambiar mi realidad. Claro, antes debía prepararme, conocerme y, sobre todo, reprogramarme. Sí, sacar de mi mente aquellas creencias limitantes que me grabaron en la infancia e incorporar unas nuevas.
Unas que, en especial, estuvieran de acuerdo con mis dones y mis talentos, con mis sueños y mis pasiones. Trabajé duro, muy duro, y pude labrar un camino distinto para mí y mi familia. Con la ayuda de mis amigos, de mi esposa y de mis mentores, cambié radicalmente mi realidad.

Y eso es, precisamente, lo que tengo para ti. Nadie, absolutamente nadie, ha podido salir de las oscuras profundidades de la vida si está solo. Todos, absolutamente todos, necesitamos la ayuda de otros. Pero, no te dejes confundir: la ayuda de quienes en verdad están capacitados.

Tuve la bendición de conocer a las personas que me indicaron cuál era el camino correcto, las que me transmitieron el conocimiento necesario y, sobre todo, las que calmaron mi dolor y me dieron la posibilidad de vivir en paz. Y hubo otras personas que fueron modelo de lo que no quería ser.

Hoy, estoy en capacidad de ayudar a otros a transitar una vida más liviana, a vivir sin tanto dolor y tantas preocupaciones. Construí una vida que me hace feliz gracias a la cual puedo darle a mi familia el bienestar que deseo, el que se merece. Y quiero que tú también disfrutes de ello.

Quiero ser tu compañero de aventura

Mis mayores errores, los más dolorosos, representaron la mayor fuente de valioso aprendizaje. Desde el momento en que asumí las riendas de mi vida, cuando entendí que cuanto había sufrido era la consecuencia directa de mis acciones y de mis decisiones, todo cambió. Y fue para bien.

La ignorancia hizo que confiara en las personas equivocadas y las consecuencias fueron devastadoras. Y me equivoqué una y otra vez, y otra, en los emprendimientos que comencé.
Sin embargo, cuando vi las oportunidades que la vida me daba, empecé y ya no hubo marcha atrás.

El estudio y el autoconocimiento fueron mis más grandes aliados.
A través del conocimiento, el mismo que ahora quiero transmitirte, me reinventé. Y, lo mejor, corté los lazos que me unían a ese pasado de dolor y frustraciones, a quienes consciente o inconscientemente me hicieron daño.


Soy empresario, tengo una agencia de turismo y me desempeño también como analista financiero y trader de Forex. Me he capacitado en liderazgo y desarrollo personal, soy conferencista, mentor y consultor experto en programación neurolingüística, además de instructor en reprogramación mental.
Soy el feliz y privilegiado esposo de Luciana, mi esposa, mi amiga, mi cómplice, mi compañera, mi polo a tierra. Tenemos dos hijos maravillosos: Juan Segundo, de 12 años, y Paz, de 9. Somos una familia común y corriente que trabaja cada día para construir algo extraordinario.

Tuve una niñez feliz y una adolescencia tormentosa, porque esa fue la época en la que conocí la otra cara de la moneda de la vida. Lavé autos, fui ayudante de mecánico del taller de mi padre y también creé varias empresas relacionadas con el turismo y los servicios financieros.

Me certifiqué como analista financiero, operé en Forex (todavía lo hago), abrí con mi esposa y mi cuñado un pequeño hotel que vendimos al poco tiempo (no nos interesó el negocio) y fui miembro durante 16 años de la comisión directiva de la Cámara Empresaria de Tandil, mi ciudad natal.

Un día, uno cualquiera, me di cuenta de que, sin embargo, mi vida era vacía. Nada de lo que hacía me proporcionaba la paz, la felicidad y la tranquilidad que deseaba. Vivía en constante lucha contra todo y contra todos, hasta que me cansé de eso. Y exploré algunas opciones.

En la búsqueda de respuestas, me concentré en el estudio de la mente. Me formé en Programación Neurolingüística, Autohipnosis y Reprogramación Mental. Y como coach, conferencista y entrenador en liderazgo en el John Maxwell Team, además de consultor de la Academia del Pensamiento.
Me apasionan el estudio de la mente y la programación mental. Aprendo algo nuevo todos los días en esta materia y lo vuelco a la ayuda que brindo a otros. Me caracterizo por ser una persona de acción, que toma decisiones rápido. Todo lo que trasmito, antes lo experimento en mi vida.
Desde 2014, junto con mis otras actividades, imparto charlas, doy apoyo y hago capacitaciones privadas. Soy el jardinero de la mente de la gente y me apasiona sembrar la semilla de la abundancia en la mente de quienes desean tomar las riendas de su vida y vivir conscientemente.

Al igual que muchos, quizás como tú, toqué fondo. De quedar literalmente en la calle y perder mi casa, de estar internado cuatro veces en un año, comencé mi transformación y hoy vivo la vida que quiero y elijo vivir. Soy el creador del Método Alfa, un efectivo proceso de transformación.
Si quieres realmente transformar tu estilo de vida actual. Si estás dispuesto a trabajar por ello, invertir tiempo, dinero y energía para lograr tu empoderamiento, ser rico y feliz. Si quieres vivir una aventura apasionante para crear la vida que quieres, ya sabes que no llegaste aquí por casualidad…

conoce

METODO ALFA

Cerrar menú